Guía para la mamoplastia o reducción de pecho

Categoría Reduccion de pecho

¿Por qué debo reducirme el pecho?

Las pacientes que tienen unas mamas de gran tamaño sufren problemas de salud y psicológicos, derivados de las dificultades estéticas, de autoestima y posturales que les comporta tener mucho pecho. Debido a ello, estas mujeres deben someterse a una reducción de pecho. Con esta dolencia, las pacientes tienen un busto que no es proporcional al tamaño de su cuerpo, es decir, sufren de gigantomastia. Es decir, lo tienen demasiado grande para que su espalda o sus lumbares puedan transportarlos sin sufrir consecuencias, llevándoles a desarrollar dolencias físicas. De ahí que actividades físicas como correr o nadar les sean complicadas y dolencias posturales, de espalda, de lumbago y de cervicales. En relación a los problemas psicológicos, muchas mujeres no se ven atractivas y sienten pudor de sus pechos con según qué prendas de ropa. Además, algunas pacientes dejan de hacer según qué actividades debido al tamaño de su busto, es decir, es un hecho que afecta a su día a día. Por este motivo, la mamoplastia de reducción está especialmente recomendada para estos casos. Gracias a la reducción de pecho, las pacientes mejoran su calidad de vida, reduciendo sus dolencias físicas y previniendo la aparición de nuevas. Esta intervención junto a un buen acompañamiento psicológico también les ayuda a mejorar su autoestima y la visión que tienen de sí mismas.

¿Se puede reducir al mismo tiempo el tamaño de la areola y el pezón?

Cuando se realiza la mamoplastia de reducción, además de eliminar el exceso de tejido y de grasa, también se reduce el diámetro de la areola. De esta manera, el cirujano asegura la armonía estética en el busto, manteniendo el equilibrio entre la aureola y el nuevo volumen de los pechos. Sin embargo, el pezón no siempre será retocado, salvo en excepciones muy puntuales. Esto se debe a que la zona tiene una sensibilidad mayor, requiriendo una operación distinta y el uso de anestesia local. Así pues, si la paciente desea reducir o aumentar el tamaño de su pezón, deberá someterse a una nueva intervención.

¿Qué puedo hacer para reducir mi pecho sin pasar por el quirófano?

Si la paciente sufre de gigantomastia, la intenvención quirúrgica es el único tratamiento posible. La razón de esta dolencia no viene provocada por una subida de peso o alguna otra motivación externa al paciente, es decir, por circunstancias relacionadas a sus hábitos de vida o de alimentación.

¿Mi estado de salud afecta a la intervención para reducir el pecho?

Por supuesto, sobre todo en lo relativo al cáncer, las enfermedades cardiovasculares y el uso de la anestesia. Las pacientes con problemas de diabetes o que son hipertensas podrán operarse, pero siempre que el médico especialista esté de acuerdo y determine que no hay un aumento del riesgo. Como siempre, ante cualquier duda consulta a tu especialista.

¿Puedo reducir mis pechos si soy mayor?

La mamoplastia de reducción está especialmente recomendada en mujeres de edad avanzada, a pesar de que los resultados no son tan espectaculares como en las pacientes más jóvenes. ¿Por qué? Será todavía más gratificante para ellas obtener una postura adecuada, respirar de forma limpia y, sobre todo, sentirse mejor con ellas mismas. Esto no quiere decir que las pacientes jóvenes no obtengan buenos resultados de las intervenciones quirúrgicas para reducir el pecho. Al contrario, sí que los obtienen. Esto solo quiere decir que las mujeres de edad avanzadas también quedan satisfechas después de una mamoplastia.

¿Quedará una cicatriz después de una reducción de pecho?

Para reducir el volumen de las mamas, elevarlas y conseguir unos resultados estéticos óptimos, es necesario realizar unas pequeñas incisiones que dejarán cicatrices permanentes. Si durante el postoperatorio, la paciente ha seguido y respetado las indicaciones del cirujano, las marcas apenas serán visibles un año después de la intervención. Las cicatrices normalmente recorren la areola y prosiguen verticalmente hasta la parte inferior del surco submamario. Según las características naturales del busto de la mujer y las habilidades del cirujano, las incisiones pueden prolongarse hasta la zona de la axila o formar una T invertida.

¿Qué debo hacer para que las cicatrices de la mamoplastia no sean visibles?

Seguir los consejos del cirujano durante el postoperatorio es lo más conveniente para conseguir que el resultado sea lo más óptimo posible. Entre estas recomendaciones, las más comunes son:
  • No mojar la zona hasta que se retiren las vendas de drenaje.
  • Guardar el reposo necesario y recomendado.
  • Evitar la exposición directa al sol durante al menos un año
  • Dejar de fumar e intentar que los hábitos de vida sean lo más saludables posibles.

¿Cuánto tiempo dura la cirugía de reducción de pecho?

Lo más común es que dure de dos a tres horas.

¿Qué tipo de anestesia se usa en la mamoplastia?

En la mamoplastia o intervención para reducir el pecho, es necesario el uso de anestesia general y sedación profunda.

¿La reducción de pecho es un procedimiento seguro?

Por supuesto. La mejor prueba de ello es la satisfacción de las pacientes y el índice de complicaciones tan bajo que la mamoplastia de reducción presenta. El proceso de postoperatorio es además muy cómodo, sin apenas molestias o dolor y a los pocos días se puede volver a hacer una vida normal.

¿Cuándo puedo volver a recuperar mi actividad tras la mamoplastia?

Eso depende en gran medida de cuáles sean las actividades habituales de la paciente. Transcurridos unos días se puede volver al trabajo, siempre que este no implique un gran esfuerzo físico, levantar objetos pesados o recibir golpes en el pecho. A partir de una o dos semanas, los puntos se retiran y se puede comenzar a realizar ejercicio de manera progresiva, primero caminando y sin abrir mucho los brazos para así favorecer la recuperación de las heridas. Si practicas algún tipo de deporte muy intenso será necesario hablar con el especialistas sobre el tiempo de debes esperar, normalmente de dos a tres meses.

¿Qué sujetador es el más recomendado tras la mamoplastia?

Se recomiendan sostenes con tejidos cómodos y transpirables, preferiblemente sin costuras ni elementos metálicos como aros, que sean ajustables y que mantengan el pecho firme pero no comprimido. Los sujetadores deportivos son muy adecuados, aunque sin duda los sostenes quirúrgicos son los mejores de todos, ya que están especialmente diseñados para reducir el periodo de postoperatorio. Lo más común es que tengas que llevarlo durante al menos dos o tres meses y de hecho se recomienda que el primer mes se mantenga puesto todo el tiempo, incluso para dormir.

¿Cómo evolucionan las mamas reducidas?

Una vez que ha finalizado el proceso de postoperatorio, los pechos operados van a reaccionar de igual manera que los naturales ante los cambios producidos por el aumento o pérdida de peso, los desequilibrios hormonales y la menstruación. En este sentido, los pechos mantendrán su nuevo volumen y forma durante años sin producirse apenas variaciones debido a la edad y solo en los casos de que haya un cambio de volumen repentino, como en el embarazo, variarán su tamaño y posición. A veces se puede producir insensibilidad temporal o problemas durante la lactancia, sobre todo cuando la incisión se ha realizado en la areola y se ha extraído una gran cantidad de grasa.

¿Tengo que realizar revisiones periódicas después de una mamoplastia?

Sí y son esenciales para asegurarse de que la cirugía ha ido a la perfección y las heridas han cicatrizado convenientemente. Normalmente, durante el primer año se realizan 3 o 4 controles y a partir de aquí es muy adecuado acudir a una revisión anual para monitorizar la evolución de tus pechos.

Clicka el botón siguiente para ver y consultar gratuítamente a clínicas de Reduccion de pecho

Ver y consultar a centros

Más artículos de Reduccion de pecho:

Lactancia y reducción de pecho, ¿es posible?

Lactancia y reducción de pecho, ¿es posible?

Muchas mujeres que se someten a una reducción de pecho o mamoplastia de reducción tienen dudas respecto a una posible y futura maternidad

Leer

¿Perderé sensibilidad tras la reducción de pecho?

¿Perderé sensibilidad tras la reducción de pecho?

Muchas mujeres que tienen pensado reducir el tamaño de su pecho debido a una gigantomastia vienen a consulta con muchas dudas y miedos

Leer

Últimos artículos:

Blefaroplastia superior, ¿en qué consiste?

Blefaroplastia superior, ¿en qué consiste?

Como ya vimos en otros artículos del blog de Todoestetica

Leer

Preguntas más frecuentes sobre la blefaroplastia o cirugía de párpados

Preguntas más frecuentes sobre la blefaroplastia o cirugía de párpados

La blefaroplastia o cirugía del párpado es una disciplina de la cirugía estética dedicada a la mejora o cambio de los párpados

Leer

Lactancia y reducción de pecho, ¿es posible?

Lactancia y reducción de pecho, ¿es posible?

Muchas mujeres que se someten a una reducción de pecho o mamoplastia de reducción tienen dudas respecto a una posible y futura maternidad

Leer

¿Perderé sensibilidad tras la reducción de pecho?

¿Perderé sensibilidad tras la reducción de pecho?

Muchas mujeres que tienen pensado reducir el tamaño de su pecho debido a una gigantomastia vienen a consulta con muchas dudas y miedos

Leer

Prostrolane: guía completa sobre la eliminación de papada sin cirugía

Prostrolane: guía completa sobre la eliminación de papada sin cirugía

La grasa de la papada es habitual tanto en hombres como en mujeres, apareciendo tanto por causas genéticas como por el propio proceso de envejecimiento o por el aumento de peso

Leer

Mesoterapia para combatir la celulitis antes del verano

Mesoterapia para combatir la celulitis antes del verano

¿Sabías que un 85% de la población tiene celulitis? La celulitis es una inflamación del tejido celular que se encuentra debajo de nuestra piel y que da lugar a la aparición a la temida piel de naranja, sobre todo en los glúteos, en las piernas, en los muslos y en el abdomen

Leer

'